martes, 29 de diciembre de 2015

¿Por qué el reposo no cura la fascitis?

En muchos casos cuando acudimos al traumatólogo y cualquier otro especialista con un dolor de pie o fascitis en concreto nos manda como tratamiento el reposo creyendo que va a servir para algo, nada más lejos de la realidad. Un especialista que diga eso es que no tiene mucha idea de cual es la causa de este dolor.

Como ya he repetido un millón de veces la causa no es otra que el colapso del arco plantar provocado por la mala alineación de las articulaciones y por el mal uso de las estructuras corporales a la hora de movernos, como es evidente el reposo no soluciona estos problemas. Ya puedes estar un año sentado en una silla sin moverte que cuando vuelvas a levantarte y empieces andar, a los pocos días volverá el dolor e incluso a las pocas horas. 

Con esto no quiere decir que haya que dedicarse a andar como un loco, no, eso tampoco va a curar una fascitis, lo que quiero decir es que porque un médico mande reposo para estos casos no hay porque hacerlo, la limitación a la hora de andar debería marcártela tu propio cuerpo y tu propio dolor y no un médico que no entiende el porqué de una fascitis. Por tanto, la solución no es hacer reposo sino ponerse cuanto antes manos a la obra para corregir todos los desajustes músculoarticulares y aprender a moverse bien.

Hay que aclarar también en que en ciertos casos de fascitis que aparecen de manera puntual en corredores de larga distancia justo después de una larga prueba como una maratón o una ultramaratón si cabe el reposo como medida de tratamiento ya que la causa es más un sobreesfuerzo que un fallo biomecánico aunque, no obstante, habría que revisar también el patrón de marcha de la persona porque posiblemente haya algo menor que corregir.


No hay comentarios: